RSS

En busca del “bosón de Higss” del flamenco

07 Ago

Según parece, ni la tradición oral, ni el aprendizaje en el seno familiar, ni la tan criticada vida tabernaria en los inicios del cante flamenco, han aportado datos de interés para saber ¿qué es y en qué consiste el flamenco?, ya que otro nuevo “chiringuito”, se ha montado, como “el último vagón del último tren”, según el empresario Luis Adame, junto a destacados hombres y mujeres de la cultura flamenca, como la gran bailaora Matilde Coral, el maestro Antonio Fernández “Fosforito”, el critico Gonzalo Rojo,…etc., con el fin de poner orden en el estado “caótico” en que se encuentra el flamenco. Aunque la primera pregunta que nos podríamos hacer, es ¿Quién ha causado este estado “caótico” en el flamenco? ¿Los artistas? ¿Los empresarios de espectáculos? ¿Las casas discográficas obligando a grabar, a veces, determinadas interpretaciones, fuera de lugar, del denominado genéricamente cante flamenco? ¿Los múltiples montajes, que, aprovechando precisamente determinados “trenes”, se le ha permitido integrarse en el mundo del flamenco, desvirtuándolo? O ¿Tal vez, los nuevos aficionados, que ante la amalgama de variedades introducidas en el flamenco, se les ha creado una verdadera confusión entre lo tradicional y lo moderno?

Pues bien, ya era hora de que la Ciencia se incorporase al mundo del flamenco, tan necesitado de establecer los parámetros inequívocos de la verdadera existencia del tal fenómeno, por lo visto aún no suficientemente explicado de ¿por qué es, como es y por qué existe?, tal como el sabio Stephen W. Hawking, se pregunta en su libro “Historia del tiempo”, en referencia al Universo. Afortunadamente, en el universo flamenco, ya se ha dado el primer gran paso hacia ello, con la creación de la Academia de las Artesy las Ciencias del Flamenco, cuyo laboratorio parece ser que será instalado en el Tablao “El Cordobés”, en la ciudad de Barcelona, y como  experimentos ya tienen dos ciclos programados: “Sabicas en la memoria” y “La aristocracia en el flamenco”. Esto último me suena a José María Pemán. ¡Ahí es na!

Me gustaría pensar, que se trata tan solo, como dicen, de promover “nuevos modelos de gestión”, en los que, sin dejar de lado la “subvención pública”, ¡faltaría mas!,  “vender su producción a las empresas”, todo ello para la “difusión de los valores del flamenco”, como si los valores del flamenco fueran solo los económicos-turísticos.

De nuevo surgen las preguntas: ¿Ya no sirve la Cátedra de Flamencología, ni el Centro Andaluz del Flamenco de Jerez, ni los afamados Congresos del Flamenco, ni la tan halagada por todos, incluidos los que ahora forman parte de este nuevo invento, Agencia Andaluza del Flamenco?

Cuando se van a dejar de historia, y tratar al Flamenco como se merece, es decir, con su mayoría de edad, dando a conocer sus verdaderas esencias mediante una mayor difusión de lo mucho y bueno que hay grabado, aunque ello suponga menos negocios, pero mas oportunidades para que los nuevos aspirantes, sobretodo al cante, tengan donde inspirarse, pues, como muy bien en su día, contestó Antonio Núñez “Chocolate” al critico del País Ángel Álvarez Caballero: ¡El Cante está hecho!

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 7 de agosto de 2012 en ¡Al liquindoi!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: