RSS

“MUNDO Y FORMA DEL CANTE FLAMENCO” por Ricardo Molina y Antonio Mairena.

16 Oct

La presente edición es un facsímil de la editada en 1979, editada por Al-Andalus, cuya primera edición tuvo lugar en el año 1963. Obra considerada por muchos como la Biblia del Flamenco, por su completo y complejo contenido, pero aún para muchos un libro fundamental de la bibliografía flamenca, a pesar de sus posibles errores en contenidos hoy superados y desfasados, pero de gran interés por la luz que arroja sobre el desarrollo del Flamenco en los años sesenta y setenta. El libro surge en ese contexto flamenco, tras la etapa  denominada Ópera Flamenca (1920-1955), con sus luces y sus sombras, y ante la demanda de información en un periodo de creciente interés por el Flamenco.

El pecado cometido por sus autores, según algunos estudiosos, fue su atrevido carácter “gitanista”, olvidando quizás, que ya con anterioridad “Demófilo” hizo hincapié en su obra de la indiscutible aportación del gitano en el cante-jondo, pero entonces no había nadie que se interesase por este fenómeno del flamenco, de ahí que “Mundo y Forma del cante flamenco” pudiese ser atacado desde su nacimiento por su “hipergitanismo”, aunque estudios como Bernad Leblon defendió que la idea de la “creación gitana” está basada en un “hecho histórico indiscutible”.

Pero ha sido en los años noventa cuando esta inquina “antigitanista” ha tomado fuerza con las aportaciones de José Luis Ortiz Nuevo, Agustín Gómez, Manuel Bohórquez, Antonio Burgos, etc, muchos de los cuales seguro que no se hubiesen atrevido en vida del maestro de Mairena. No obstante son otros muchos que aún hoy revalorizan su obra como Juan Toro,  Fernando Quiñones, Cristina Cruces, José Luis Buendía, y como no José María Vázquez Gaztelu, a pesar de que algún aspirante a flamencólogo, en un libro sobre el Carnaval de Cádiz, llegase a calificar la obra como la “Biblia flamenca en pasta”, y presentar al autor  como una gran moneda de dos caras: el anverso auténtico, y el reverso falso, es decir, como cantaor grandísimo, como escritor, mediocre y fraudulento, incluso denominándolo “flaméncolico”, tan solo por querer exponer  sus ideas y su pensamiento, ante un mundo payo que se iba fagocitando el verdadero flamenco. ¡Con el siglo XXI llegaron los nuevos profetas del flamenco!      

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 16 de octubre de 2012 en ¡Al liquindoi!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: