RSS

“EL CANTE NO SE PUEDE MANCHAR”

12 Feb

_DSC0629

Esta profunda frase fue pronunciada por Alonso Núñez Núñez, “RANCAPINO”, en un encuentro que tuve con él, gracia a la intermediación de nuestra común  amiga Carmen Blanco, con el fin de poder conversar sobre el flamenco. Ocasión que aproveché, en primer lugar para felicitarlo por el premio “Leyenda del Flamenco”, y en segundo lugar para oír de un cantaor de su categoría, su opinión sobre el momento del flamenco hoy día. 

Alonso ¿Tu opinas como Mairena y Chocolate que el cante está hecho?

El cante no está hecho, el cante nace y al mismo tiempo va evolucionando, pero es verdad que hay músicas que no entran dentro de la verdad del cante flamenco, eso que se llama flamenquito, pero el cante flamenco está, está, para que vamos a equivocarnos, pero hay cantaores que con su personalidad lo han “engradecio” con su calidad, con su sentimiento….Hoy lo que sí es verdad, es que no hay cantaores de esta calidad, en esto no me voy a equivocar, porque es  verdad que no hay cantaores con la profundidad como tenía Manolo Caracol, Antonio Mairena, Juan Talega, Mojiganga, Enrique el Mellizo, al que no conocí, pero si conocí a Aurelio Sellé, el Patriarca de los cantes de Cádiz, pues Aurelio conocía los cantes de Cádiz por derecho.

Todos sabemos que tú has sido un gran admirador de Aurelio, pero ¿Qué otros cantaores crees que han influido también en ti, o mejor dicho, tú has admirado?

Manolo Caracol,  Juan Talega….además por supuesto, Aurelio Sellé.

¿Tú crees que de verdad hoy sigue dominando el sentimiento sobre el interés cuando cantan los nuevos valores del flamenco?

No, no lo conocen. No es que no lo conozcan, sino que no tiene el aire ese que tenían los cantaores de tantísima calidad.

¿Tú crees que el flamenco que tú y otros muchos como tú, han venido haciendo hasta ahora, tiene futuro?

Bueno, en el flamenco puro, puro, no hay nuevos valores, no hay valores para dominar. La vida va evolucionando, pero el cante flamenco de verdad no se puede perder, ni tampoco desvirtuar. En el cante se puede extender uno, pero nunca sin perder lo que es la calidad flamenca. Ahora mismo se pone uno a escuchar pero no te duele cantando, si no te duele, es como una nevera ¿me entiende, lo que quiero decir? el flamenco, como una vez dije yo, es con falta de ortografía, no se puede cantar “a la madre de mi alma”, se debe decir  “a la mare de mi alma”, si se hace cantar de esa manera,  eso me suena a gallego.

¿No crees tú que deberían de hacer un esfuerzo, por parte de las personas con responsabilidad en la conservación del  flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, para distinguir en los espectáculos flamencos el cante jondo del resto? Pues a veces, con el término flamenco, nos ofrecen cosas que desentonan, y yo creo que no todo vale.

Hombre, yo creo que se están aprovechando de la calidad del flamenco, de la verdad del flamenco, como meter cosas que no entran en él, no se puede meter el cante de un gallego con un cante por soleá o seguiriya de un gitano o de un payo que  cante bien, no se puede meter en esta línea, el flamenco es muy delicado. El flamenco no se puede manchar, no se puede manchar, el flamenco es flamenco. Al flamenco no le han “dao” el sitio que se merece, no lo cuidan, y esto sí que es verdad, ni se preocupan de esa cultura, porque es verdad que es cultura, pues no se preocupan ni se distraen, o se paran para decir, ¡Que esto es nuestro!

Por último, dado que hace unos días se ha cumplido el vigésimo aniversario de su muerte, ¿Qué opinas tú sobre el Beni de Cádiz?

Al Beni de Cádiz no se le ha hecho justicia en Cádiz. Se fue a Sevilla  porque comía en Sevilla y en Cádiz no, hay que decirlo así de claro, igual que Chano Lobato. Allí  buscaban la manera de poder vivir, allí se hicieron figuras, aunque ya lo eran, y se hicieron un “peaso” de nombre y vivieron de esta canela que eran tan bueno. El Beni era un artista como la copa de un pino, y tenía una gracia muy grande. Siempre te decía algo gracioso cuando estaba con él. ¡Qué arte tenía para decir las cosas!

Solo me queda agradecerte esta oportunidad que he tenido de hablar contigo, y haber podido oír de una persona como tú, esas respuestas tan claras y contundentes con las que coincido. Gracias de todo corazón.

Después de esto nos dimos un fraternal abrazo, y nuestra común amiga Carmen le pidió que para terminar la entrevista cantase eso de Aurelio que decía:

Yo a ti te pondría

yo a ti te pondria

 un puente para que pasara

de tu casita a la mía.   

A lo que gustosamente Rancapino accedió y nos atrevimos acompañarle haciendo compás. Con ello terminó este cordial ratito.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 12 de febrero de 2013 en ¡Al liquindoi!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: