RSS

A MANUEL MAIRENA

30 Abr

En la casa de los Mairena

se ha apagado la luz,

pues ha muerto Manué,

su último eslabón.

 

La fragua quedó en silencio,

el fuego se apagó,

se ha perdido el eco

de toda una generación.

 

En la madrugá del Jueves Santo

su saeta era oración

al Cristo de los Gitanos,

por el que sentía veneración.

 

Intérprete por excelencia,

quién cantaba con verdadera pasión,

pero como él decía:

¡Nunca  para diversión!

 

Con seriedad y prestigio,

 siempre su cante ejecutó,

llegando a ser modelo

de pureza y perfección.

 

Descanse en paz

este buen gitano,

que en un mal día

“Undebel” se lo llevó.           Paco Dodero 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 30 de abril de 2013 en Rima y compás

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: