RSS

FLAMENCO DE ZAPATILLAS

15 May

En un artículo titulado “Flamenco Expandido”, se sostenía,  y no sin razón, que la crisis obligaba a los artistas salir de España, siendo el flamenco, como muchas otras artes, el que también está sufriendo el castigo de la subida del IVA, o como políticamente sería correcto decir, el impuesto del valor añadido, de un 8% al 21 %, lo que junto a la crisis en las Administraciones Culturales está empobreciendo el desarrollo cultural de nuestro país. De ahí que cada vez más, los artistas flamencos busquen sus salidas en los Festivales Flamencos en el extranjero, aunque ello les obligue a reducir sus cachés.

Aunque sabemos de la importancia de determinados festivales, como los de Brasil, Canadá, Francia, Japón, Estados Unidos y últimamente Londres, no creo que el triunfo en esos festivales sea el aval para triunfar en España, pues si eso fuese así, el problema no sería de los artistas, sino de cómo es posible tener que triunfar el flamenco fuera de España para que aquí se te reconozca. Creo que sería empezar la casa por el tejado, y de eso sólo serían responsables los organizadores de los festivales en España  a la hora de ofrecer los programas, pues, por ejemplo, el cantaor que no es profeta en su tierra, España, difícilmente lo pueda ser fuera.

Puedo compartir y comparto parte del texto, pero hay, sin embargo, dos aspectos que me ha llamado la atención: uno el hecho de que la directora de la Bienal de los Países Bajos, Vaan de Noort, le preocupe que en Holanda califiquen al Flamenco como un folklore, pues para ella es un arte contemporáneo abierto, y mi pregunta es la siguiente: ¿Por ser contemporáneo el flamenco debe fusionarse con otras músicas? ¿Acaso no tiene entidad suficiente para que exhiba su propia cultura? Y que, si en Holanda es considerado un artículo de lujo, quizás mucho se ganaría si aquí también considerado como tal, si no queremos que el flamenco se convierta solo en espectáculos “experiencias”, alejado del verdadero arte flamenco, como aparece en determinados programas. La segunda cuestión que me ha llamado la atención es cuando la bailarina valenciana de clásico y contemporáneo Sol Picó sostiene que también se puede zapatear con unas zapatillas de punta. Aunque no soy un experto en baile, la verdad que en casi nada, hemos visto alguna vez que otra que determinadas bailaoras han bailado descalzas, pero me cuesta trabajo imaginar cómo serían unas soleares, unos tangos o unas bulerías, bailables con unas zapatillas de puntas, no sé, si Manuela Carrasco, Matilde Coral, Rosa Durán, Faico, Antonio “El Pipa”, El Guito, La Tati, etc. coincidirían con ella, yo recordando al “Piyayo”, diré del flamenco:

¡A chufla lo toma la gente!

¡A mí me da pena,

y me causa un respeto imponente! 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de mayo de 2013 en ¡Al liquindoi!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: