RSS

La afición flamenca

09 Dic

Ya Antonio Machado y Álvarez “Demófilo” en su obra denominada “Colección de Cantes Flamencos”, publicada en 1881, en la página diez de su prólogo cita por primera vez la palabra “aficionados”, queriendo con ello dejar patente que no todos los que acudían a los café-cantantes a escuchar cante flamenco o jondo se les podía considerar aficionados, pues como muy bien nos indica en la citada obra, junto a estos aficionados acudían también un público muy heterogéneo, formado porel taciturno y acansinado trabajador, el festivo y bullicioso estudiante; el pilluelo, el tomador, el no menos despreciable rufián aristocrático; el industrial y el comerciante, el terne y el torero que hacen de ellos su centro  favorito”; es decir, que no todo el que acudía iba con el deseo de goza del cante de una siguiriya gitana, o de las melancólicas soleares, sólo aquel público de sentimientos delicados es al que se le podría denominar la “afición”.

También hoy día podríamos hacer una distinción entre los que acuden a los espectáculos flamencos, aunque hayan desaparecidos, casi en su totalidad, los tablaos flamencos, ya que persiste un público heterogéneo poco exigente y excesivamente, a veces, entusiasta con determinados intérpretes, sin que haya una debida correlación de calidad interpretativa y valoración de la misma, quizás debido ello, o bien al exceso de propaganda facilitada por los medios, o a la falta de un conocimiento más exhaustivo de los cánones por los que se rige el flamenco.

De todo lo cual se deduce la necesidad, de una mayor y mejor difusión de los contenidos del mundo del flamenco, evitando en lo posible mezclas innecesarias en los espectáculos para evitar lo que en su día el ilustre estudioso “Demófilo” pronosticó:

“Estos cantes, tabernarios en su origen……..acabarán haciéndose “gachonales” , e irán perdiendo poco a poco  su primitivo carácter y originalidad y se convertirán en géneros mixtos, al que se seguirá dando el nombre de flamenco, pero que será en el fondo una mezcla confusa de elementos muy heterogéneos”.

Creo que debemos, aquellos que amamos este singular arte, esforzarnos para evitar que dicho pronóstico no acabe por cumplirse, aportando nuestro granito de arena en su difusión, o en su defecto acudiendo a los centros que nos puedan servir de orientación.      

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 9 de diciembre de 2013 en ¡Al liquindoi!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: