RSS

POEMA A “EL CARBONERILLO”

23 Mar

Hay un fúnebre velo en tu mirada

que la cubre como un presentimiento.

Un rumor de ciprés mecido al viento

es tu cálida voz desesperada.

 

La amarga y seca bocanada

de aire te atraviesa el sentimiento

y poco a poco llega el momento

en que ya de tu voz no queda nada.

 

En un lento latido agonizante,

tu roto corazón, Carbonerillo,

va robando la sangre al propio cante.

 

Se han callado las manos y el martillo,

y tu voz en la muerte, ya triunfante,

se ha llevado con ella el fandanguillo.      Juan Sebastián.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 de marzo de 2014 en Rima y compás

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: