RSS

Archivos Mensuales: septiembre 2014

EL MESTIZAJE EN EL FLAMENCO

El pasado domingo, en el suplemento de El País, el escritor peruano residente en Sevilla Fernando Iwasaki, afirmaba que el flamenco llegará a ser mestizo, para ello nos citaba a una serie de artistas, como el bailaor mexicano Roberto Ximénez, que recorrió el mundo junto con La Argentinita y Pilar López, ambas extraordinarias bailarinas, figuras de la danza, más que del flamenco, a continuación nos cita a otros grandes figuras de la danza como Luisillo , Manolo Vargas y José “El Greco”, todos ellos más bailarines que bailaores, en el sentido estricto del flamenco, y toda esta argumentación para decirnos que en el programa de la Bienal apenas participan artistas foráneos, cuando más del 80 % de los asistentes provienen del extranjero.

Luego continua citando a una serie de artistas, no españoles, que gracias a su labor se está conociendo el flamenco en el mundo, para que este arte se globalice y sea mestizo como el jazz.

No obstante, me gustaría recordarle al señor Iwasaki, que el flamenco se mestizó en el momento que dos pueblos, el gitano y el no gitano, iniciaron su recorrido junto, allá por los finales del siglo XIX, cuando un Silverio Franconetti descubrió y se afanó por participar en este original arte gitano, no solo como gran promotor del mismo, sino también como profesional del cante, acudiendo para ello a las fraguas de los gitanos, hasta ser considerado el discípulo aventajado de un maestro del cante, un gitano denominado “El Fillo”, ejemplo que cundió y animó a otros muchos no gitanos a seguir por esta senda para constituir lo que hoy se llama flamenco, totalmente globalizado, aunque con menos “jondura” que en su primitiva raíz.

Para acabar esta reflexión me pregunto: ¿Para qué iban Chano Lobato, Rancapino y otros muchos a Japón, Rusia, etc.? ¿Acaso ésto no era globalización, y por ende posibilitó el mestizaje?

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 de septiembre de 2014 en ¡Al liquindoi!

 

COPLA XI

Lo que ayer era amor

hoy es desprecio.

¡ No sabia yo

que el amor tenia precio!.

Tus penas y mis penas

son penas distintas,

las mías, para que no me dejes de querer,

las tuyas, porque crees que ya no te quiero.

De noche cuando me acuesto

solo pienso en ti,

y me acuerdo mucho

de cuando se acercabas a mí.

Los dolores del corazón los tengo

desde el día que te conocí,

por eso te pido a cada momento

que me dejes acercarme a ti. Paco Dodero

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 de septiembre de 2014 en Rima y compás

 

“FANDANGOS” por Antonio “El Sevillano”

CD nº 16 de la colección Grandes “Clásicos del Cante Flamenco”, titulado Grandes Estilistas del Fandango, del cual he escogido unos fandangos interpretado por Antonio Pérez Guerrero, “El Sevillano”, grabado en el año 1935 para la casa Odeón, acompañado a la guitarra por Niño Ricardo.

El Sevillano, nació en Sevilla en el año 1909, pero comenzó su vida cantaora en Alcalá de Guadaira, donde convivió con familias gitanas, lo que le llevó a relacionarse siendo muy joven con Joaquín el de la Paula, del que aprendió sus primeros cantes. Poseedor de una envidiable garganta, y animado por otros muchos profesionales como Pepe Pinto, La Niña de los Peines y Manuel Vallejo, inició su vida profesional después de pasar por el deporte como jugador del Real Betis.

Participó en diversos espectáculos con reconocidos artistas, y grabó una extensa discografía. Murió en el año 1988 a la edad de setenta y nueve años. Destacó sobretodo por sus fandangos, cuyas letras él componía. Se puede decir que fue un fiel representante del cante flamenco andaluz.

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 de septiembre de 2014 en Ecos de ayer y de hoy

 

“EL FLAMENCO Y LOS ROMÁNTICOS” por Rocío Plaza Orellana

El flamenco 001

Libro editado por la Bienal de Flamenco de Sevilla en el año 1999, en el que su autora en un amplio y detallado estudio, ochocientas y pico de páginas, nos relata los acontecimientos y personajes literarios y artísticos que durante los siglos XVIII y XIX conformaron las actividades literarias y escénicas relacionadas con el baile y las canciones propias de la época, ya que, aunque algunas fueron antecedentes de lo que luego seria el flamenco, éste no aparece como tal en dicha obra, aunque si sus primeros protagonistas, los gitanos, interpretando los bailes y tonadas de la época.

El libro se divide en tres partes fundamentales:

Primera parte: La Ilustración. “Para el pueblo pero sin el pueblo”.

Segunda parte: Bajo el Absolutismo del Rey Fernando.

Tercera parte: Las Reinas.

Además de el correspondiente Prólogo, añade al final unas Conclusiones, junto con un Apéndice documental y una Bibliografía.

Para mi es más bien una historia de Sevilla, a la que, según se puede deducir, es colocada como fuente de iniciación del fenómeno flamenco, con la contradicción de citar como ejemplo la tópica obra de Serafín Estébanez Calderón, cuyos protagonistas son precisamente unos gitanos venidos de Cádiz y sus alrededores como fueron “El Planeta”, “El Fillo”, Juan de Dios, “La Perla” y ”El Xerezano”, pero que se sepa ninguno de ellos entonaron en aquella ocasión cante flamenco alguno, sino más bien romances y canciones aflamencadas.

Sin duda alguna, la obra es de gran interés sobre todo para conocer los acontecimientos previos al fenómeno flamenco como tal, de ahí que quizás, en mi modesta opinión se debería haber titulado “El preflamenco y los románticos”.

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 de septiembre de 2014 en Bibliografia Flamenca