RSS

Archivos Mensuales: abril 2015

“Los Jinetos” Flamencos de familia

Cartel los Jinetos

El pasado jueves, diía 23, la Asociación Cultural Flamenca “El Buen Compás”, organizó un modesto homenaje a una de las familias flamencas de Cádiz, “Los Jinetos”, pues como nos indica la tradición, fue en la familia, junto con el barrio, donde el flamenco se desarrolló desde los tiempos más remoto, pasando luego a las tabernas y de ahí a los ya antiguos Café-cantantes.

Buena prueba de ello es la existencia de numerosas familias flamencas, que en este triángulo andaluz de Cádiz, Jerez y Sevilla han existido, como: Los Cantorales, Los Caganchos, Los Ortegas, Los Torre, los Peñas, Los Valencias, Los Sotos, Los Montoyas, los Mairenas, etc. todos ellos verdaderos manantiales de un arte inigualable.

En Cádiz, además de algunos de los ya citados, como Los Ortegas, destacaron entre otros los Loros, Los Jiménez, los Melu, y como no, la Casa de los Jinetos. Aunque originarios de Sanlucar de Barrameda, hacia finales del XIX fijaron su residencia en esta ciudad, donde ya tenían antecedentes familiares en reconocidas familias gitanas.

Entre cuyos miembros hemos de destacar a PABLO DE CÁDIZ, quien, en la ya desaparecida calle de Santa Catalina, en el Barrio de la Viña, nació en 1908, quien fue un genial bailor que destacó por la originalidad de la soltura de sus movimientos de brazos, y la elegancia de sus vueltas, baile que cultivó desde muy joven, llegando a participar en la compañia de la Argentinita.

Otros destcado miembro de su familia, fue su hermano Juan Jiménez Pérez, para el arte “Jineto”, quien desde muy joven participó tambien en la compañía de la Argentinita como bailor, actuando tambien más tarde en El Café de Chintia, en Los Califas y en la Venta del Chato, quien con el paso del tiempo, más que como bailaor, destacó por su simpatia y saber estar en las fiestas.

Afortunadamente la familia Jineto, aún, hoy día, tiene su máximo representante, en la persona de JUAN VILLAR, y en una descendencia, tal como se pudo comprobar en la actuación de Juan Villar, Junior, y Pilar Villar “La Jineta”, quienes con su arte que nos hizo pensar en una venturosa esperanza de que este arte permanezca, y no se pierda bajo la novedad de los intentos de popularizar lo íntimo y minoritario que le caracterizó, a fin de que se pueda conservar.

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 de abril de 2015 en ¡Al liquindoi!

 

“JINETO ”

En Cádiz nació un gitano

con gracia en el bailar.

Jineto” para el arte,

aunque su nombre era Juan.

 

No había fiesta en Cádiz,

que con él no contaran,

pues su magia se trasmitía

a la hora de jalear.

 

Con su chaqueta al hombro

daba su vueltecita final,

mostrando a todos,

lo que hubo tiempo atrás.

 

 

Gitano viejo ha sido,

se notaba en su mirá,

aunque la vida le ha sido dura

su frente siempre levantá.

 

 

Ha formado parte del paisaje

de la vida de la ciudad,

en la Plaza de la Flores

o en las Puertas de Tierra

sentaito en la “pará“.

 

Jineto ya no baila para nosotros.

pero su arte no se olvidará,

pues dejó una buena sombra

para los que vienen detrás.

                                            Paco Dodero

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 de abril de 2015 en Rima y compás

 

JUAN VILLAR por BULERÍAS

El disco que hoy presento fue editado por la casa Movieplay en el año 1975, en el que el aertista gaditnao juan villar interpeta unas builerias titulada “Los dos quitan el sentido”, acompañado por las guitarras de Paco Cepero y Enrique de Melchor, posiblemente uno de sus primeros LP.

Juan Villar, de la casa de los Jinetos, nació en la viñera calle del Ángel, el año 1947. Desde muy joven debutó como profesional en “El Tablao”, en Cádiz, para luego marchar a Madrid, donde actuó en diversos tablaos, destacándose como cantaor para bailar acompañando a artistas como La Tati, Manuela Carrasco, Faico, El Guito, etc.

Fue a partir de los años setenta cuando inicia su carrera en solitario, aunque nunca dejó de cantar para bailar, coincidiendo con sus primeras grabaciones y su participación en los festivales.

Es un perfecto conocedor de los genuinos cantes de Cádiz y los Puertos, quien con su dominio del compás y excelente facultad de voz hace de su arte una excepcional interpretación, lo que le consagra como un extraordinario conservador de la escuela cantaora gaditana, de la cual está dejando en el seno familiar una venturosa esperanza.

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 de abril de 2015 en Ecos de ayer y de hoy

 

“CÁDIZ FLAMENCO 1992” por FRANCISCO DEL RIO

Cadiz flamenco 001

Libro editado en el año 1992 por El Centro Culturla Flamenco “Chano Lobato”, su contenido como indica en su prólogo, consiste en presentar una serie de datos sobre determinadas personas vinculadas al flamenco en la ciudad de Cádiz

Los relatos son contados por los mismos personajes, lo que proporciona una derminada dimensión íntima de sus vidas y experiencias artisticas, a veces enriquecidas por emotivas anécdotas.

Además de la correspondiente relación de cantaores, bailaores y tocaores, se añade otros capítulos dedicados a determinadas calles, Peñas, personas vinculadas al flamenco por su labor literaria, asi como organismos y centros de Cultura, que han desarrollado colaboraciones con este arte.

En resumen, el libro más que por su valor literario, interesa a los aficionados por los datos que aporta sobre personas que sin ser integrantes del denominado cupo de artistas, han sido fieles participantes del denominado arte flamenco por su afición y entrega, y que, a veces, no han sido reconocidos lo suficientemente.

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 de abril de 2015 en Bibliografia Flamenca

 

LA SAETA COMO CANTE

El pasado Viernes Santo, día 3, el Diario de Cádiz, en su página de Opinión publicaba una tribuna, titulada “Del canto al cante”, escrita por Antonio Montero Alcaide, en la que nos hacia un “casi” completo recorrido del origen de la saeta, desde, tal como cita el autor, la alta trocha de los almuédanos árabes, el desfiladero de las intrigas judías y los cordeles de las advertencias cristianas, poniendo como ejemplo que Fray Diego de Valencina, fue uno de sus principales valedores, al sostener que fueron sus hermanos franciscanos los que interpretaban “saetas penetrantes” con motivo de las procesiones de penitencia, continuadas luego en los cantos de los rosarios de la Aurora, las novenas de la Ánimas y las rondas de los Hermanos del Pecado Mortal.

No cabe duda alguna que los citados cantos religiosos conformaron el sustrato o el eslabón de la saeta actual.

Pero el autor, aunque hace referencia a la saeta flamenca, como el inicio del pase del canto al cante, se queda ahí, y es por ello, por lo que digo que el recorrido es “casi”, pues falta decir, que el aflamencamiento de la saeta se inició con la llamada “toná litúrgica”, posiblemente la primera manifestación cantaora de la saeta, de estilo monótono dado el origen semítico de sus antecedentes.

La saeta flamenca coincide con la inicial etapa pública del flamenco, de ahi que sea la Toná, cante sin acompañamiento musical, en sus vertientes de martinetes o carceleras, junto con la seguiriya, la más antigua manifestación de las saetas flamencas, y no por casualidad que fuese, según apuntan todos los datos, un gitano de Cádiz llamado Enrique “El Mellizo”, quien iniciara el aflamencamiento de la misma, creando la saeta gaditana por “carcelera”. Más tarde, otro gitano de Jerez, Rafael Ramos Antúnez, “El Gloria”, dío un nuevo giro a la saeta flamenca dotándola de una característica muy personal, dando lugar a la nueva saeta flamenca, hasta llegar a la denominada saeta “sevillana”, creación de Manuel Centeno, como última evolución de la saeta flamenca.

Podemos decir por tanto, que dado que la antigua saeta tenía un cierto carácter de anonimato, ésta hubiese desaparecido sino fuese por su aflamencamiento realizado en sus inicios por los gitanos, pues que se sepa, solo ellos cantaron por Tonás.

Quede claro pues, que no he pretendido enmendar la plana a nadie, solo complementar unos datos para los aficionados que siguen el blog: “El cuarto de los Cabales”.

 
Deja un comentario

Publicado por en 6 de abril de 2015 en ¡Al liquindoi!

 

LETRAS DE SAETAS FLAMENCAS

Se rompió el velo del Templo,

sol y luna se eclipsó,

tornaron los elementos

cuando expiró el Redentor.

Dónde vas, paloma blanca,

con ese vuelo tan sereno.

Voy a quitarle los clavos

a Jesús, el Nazareno.

Al son de roncas trompetas

y a la voz de un pregonero,

el pueblo se escandaliza;

que pregona en alta voz

la muerte amarga de Jesús, el Nazareno.

Presente lo tenéis al mejor de los nacíos

lleva la cara embañá en sangre

y el rostro descolorio

de los grandes martirios crueles

que le habían dao esos pícaro judios.

Anónimo/popular

 
Deja un comentario

Publicado por en 6 de abril de 2015 en Rima y compás

 

JUAN TALEGA por Martinete y Carcelera

El viejo cantaor Juan Agustín Fernández Vargas, JUAN TALEGA, nacido en Dos Hermanas (Sevilla), en el año 1891 y fallecido en 1971, fue definido por José Manuel Caballero Bonald en el Diccionario Enciclopédico lIustrado del Flamenco, editado por la Caja de Ahorro de Jerez, de la siguiente manera:

Juan Talega ha supuesto el más remoto punto de referencia para conocer un repertorio cultural gitano – un modo de vivir el cante – , cuyas raíces humanas y artísticas se nutrieron en los más dramáticos hondones del pueblo bajo andaluz”.

Pues bien, en esta ocasión nos ofrece una tanda de martinetes y carceleras de indudable valor histórico, perteneciente al Archivo del Cante Flamenco, editado por la Casa Vergara bajo la dirección de Caballero Bonald, que en su disco número uno, dedicado a los Cantes Primtivos – Grupo de las Tonás, El cantaor mediante su cante expresa el dolor, con su jonda y caliente y voz, con la sola finalidad de dejar constancia de un tesoro que no debe perderse por muchas evoluciones que algunos pretendan, puesto que su cante representa un magisterio nacido en la Casa de los Talegas de Alcalá de Guadaira, como padre de los cantes antiguos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 6 de abril de 2015 en Ecos de ayer y de hoy