RSS

¡NO TODO VALE!

15 Mar

Ya sabemos que cada uno tiene una personalidad o un modo de ser, pero ello no significa, en modo alguno, que la manifestación no adecuada o fuera de tono de una persona, puede ser tomada por la generalidad de un pueblo o de una cultura, tal como ha sucedido con la desacertada afirmación, a la que siempre hay que condenar, por parte de un presidente de una peña flamenca hacia un artista de reconocida fama, quien ha tenido la categoria artística de perdonar, y digo esto, porque sorpredentemente hay quien ha aprovechado este suceso para arremeter contra el flamenco, tal como se puede comprobar en el escrito de un tal José María Rodriguez en el periódico El Mundo, el pasado lunes, día 7.

Podemos estar de acuerdo con sus manifestaciones hacia la persona que ha cometido tal error, pero ello no quiere decir que tengamos que admitir las versiones que sobre el flamenco da en su escrito, como por ejemplo, cuando escribe:

…emergió la “bestia” profunda del flamenco prístino, ese animal irreductiblemente indómito tercamente refractario a cualquier maquillado que se ha acantonado en la covachuela de las peñas, viejuno corazón flamenco”

Tambien con este párrafo algunos nos podemos sentir insultados, pues los que admiramos y sentimos el viejo flamenco, ese que algunos llamamos “puro”, no nos sentimos identificados, de manera alguna, con los viejos métodos caciquiles y señoritismo, sin que por ello tengamos que adjurar de los “cuarto de los Cabales”, y las tradicionales fiestas familiares flamencas, así como de aquel flamenco que conserva aún su integridad artística, ya sea en un teatro o en una sala comercial, por ello no debemos permitir a nadie denominarnos reaccionarios. Esto, de nuevo le repito, también es insultar.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 15 de marzo de 2016 en ¡Al liquindoi!

 

2 Respuestas a “¡NO TODO VALE!

  1. El chumbo de Sanlucar

    23 de marzo de 2016 at 08:45

    mmmm!, todo son interpretaciones; pero desconociendo el contenido íntegro de la entrevista, simplemente con el párrafo que has transcrito, yo puedo entender que hace referencia a ese flamenco atávico, esencial, puro que nació del corazón de un pueblo y que sólo se manifestaba en ceremonias privadas hasta que a mediados del siglo XIX lo sacaron a la calle y empezó a adecuarse/maquillarse a otras realidades que, por suerte, no eran las mismas.
    Una opinión más, con todo el respeto.

     
  2. luis

    1 de abril de 2016 at 16:16

    Lo único que puedo decir, a tales comentarios sobre el flamenco, es hacer una cita ” perdónalo señor que no sabe lo que dice”.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: