RSS

El Romance

30 Abr

En el siglo XVIII, los Romances que tan en boga estuvieron durante los siglos XV y XVI, fueron los gitanos andaluces quienes, a través de la tradición oral, conservaron estos romances en sus círculos privados y familiares, cultivándolos en fiestas y reuniones, en las que fueron adquiriendo el acento propio que los convertiría en cante jondo. Se cantaban sin acompañamiento musical alguno, solo la voz, como hasta ahora han venido haciendo los gitanos adictos al cante rancio, ya que el romance gitano, a diferencia del romance popular primitivo, según Félix Grande, se caracteriza por su desgarramiento emocional y melódico, frente la placidez emocional del anterior. Otra caracterisca es su larga extensión si se compara con otros cantes.

El primero que nos habla de los romances cantado por gitanos fue Serafín Estébanez Calderón en su obra “Escenas andaluzas”, en la que destaca dichas interpretaciones llevada a cabo por gitanos, entre los que cita al gitano gaditano Antonio Monje “El Planeta”, junto con el cantaor de Puerto Real “El Fillo”, en el capitulo titulado “Una fiesta en Triana”.

Lo que algunos estudiosos del flamenco sostienen es que, al parecer, de la interpretaciones individuales de estos romances, derivarían posteriormente el propio cante jondo en sus vertientes más primitivas, como fueron: las tonás, seguiriyas, soleares y tangos.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 30 de abril de 2016 en Palos flamencos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: