RSS

Archivos Mensuales: febrero 2019

¡ADIÓS A UN GITANO UNIVERSAL!

Hace pocos días, concretamente el pasado viernes, día 8, falleció en su Sevilla natal, nuestro admirado Salvador Távora, quien, además de ser un genio autodidacta del teatro andaluz, según un titular de prensa, era sobretodo un gran admirador de lo andaluz, tanto del cante flamenco, como del toreo, en cuyo mundo intentó participar apadrinado por Rafael Gómez “El Gallo”, llegando a la categoría de matador de novillos, pero en cuyas facetas se inspiró, más de una vez, para llevar a cabo su obra.

Nacido en el Cerro del Águila, en el año 1930, desde muy joven trabajó como soldador, mientras que se familiarizaba con la soleá de “El Papero” y los fandangos del “Bizco Amate”, en aquella Sevilla de la postguerra.

En los años sesenta, junto con el crítico teatral José Monleón, inicia su ya inquietud por toda la situación social que presentaba su admirada Andalucía, en la obra Oratorio, en la que actuaba como cantaor, como expresión del arte andaluz autóctono, revolucionando más tarde la escena española con Quejio, cuyo lugar de ensayo era el bar denominado La Cuadra, regentado por Paco Lira, en el que se reunía el movimiento revolucionario de izquierda de la Sevilla de entonces, cuya obra triunfó en 1972 en toda España como el primer teatro flamenco. A partir de aquel momento su vida fue dedicada integramente al teatro andaluz, por cuyo trabajo recibió diversos premios y reconocimientos nacionales e internacionales, destacando la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes en 1985. ¡Descanse en Paz quien tanto dio al Flamenco y a lo andaluz!

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de febrero de 2019 en ¡Al liquindoi!

 

VÍDEOTECA FLAMENCA

De nuevo ofrecemos nuestra “Vídeoteca flamenca” dedicada al flamenco de Jerez, grabado para el programa “Caminos Flamencos” dirigido por José María Pérez Orozco, ofrecido por la TVE en colaboración con la Junta de Andalucía.

En ella participan Juana la Pipa y José Vargas “El Mono”, cantando y bailando por bulerías, acompañados de la guitarra de Moraito Chico, bajo la atenta mirada de la entrañable Tía Juana la del Pipa, así como con la presencia, entre otros, de La Paquera de Jerez y Curro de la Morena.

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de febrero de 2019 en Palos flamencos

 

APUNTES PARA HISTORIA CASI OLVIDADA

Auto de Buen Gobierno

Con fecha 16 de Junio de 1786 se publica lo siguiente:

D. Antonio Oliver, Teniente General de los Reales Ejercitos, Gobernador Político y Militar de esta Plaza, en el punto nº 38 de dicho Edicto dice:

Así mismo se declaran Vagos y mal entretenidos á todos los comprendidos en la Pragmática Sanción de diecinueve de Septiembre de mil setecientos ochenta y tres que no cumplan con la Reglas y Capítulos procurado en ellos.”

JUAN VIDAL TEXERO Libro 8.124- pág 200

Debemos pues observar que en este “ Auto de Buen Gobierno” se omite el nombre de Gitano y se generalizaba con el nombre de Vagos a todos los comprendido en la Pragmática- Sanción de 19 de Septiembre de 1783.

En el año 1808, debido a la invasión francesa, se proclama un Indulto con fecha 30 de Mayo, en el cual, los Gitanos presos, aunque no se les cita expresamente, pasan a ser considerados válidos para defender a la Patria, a pesar que continuaban, la lectura de la Pragmática-Sanción de 1783. También es verdad que, en estos años, mayoritariamente la población gitana estaba, casi totalmente, integrada en la sociedad de aquellos años, cuyas causas ya conocemos, pues un gran números de ellos formalizaron matrimonios con payos y payas, e incluso con extranjeros nacionalizados según decreto promulgado por Carlos IV, que obligó a todos los extranjeros a nacionalizarse o abandonar el país, según Real Cédula de 1791.

Por lo tanto durante el reinado de Carlos IV la Pragmática de 1783 solo se mencionará para recordar a los representantes de la Justicia su deber de perseguir a los malhechores.

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de febrero de 2019 en Opiniones

 

¡MATARILE, MATARILE!

Este era el estribillo de una canción infantil, que decía ¿Dónde está la llave…matarile, matarile?

Pues bien, ¿dónde está la llave del último hallazgo flamenco sobre las grabaciones de Enrique El Mellizo?, esas que, según publica un medio de nuestra ciudad, tuvo lugar, probablemente en el Salón Edison, un 19 de enero de 1894.

Ojalá se encuentre, aunque sea, como decía la canción, en el fondo del mar.

Pero lo único que hasta ahora nos ofrece la historia del fonógrafo con respecto al flamenco, es que las primeras placas flamencas que aparecen en nuestro país son las de Berliner, que eran discos de 18 cm. y de una sola cara en la que grabó por primera vez “El Mochuelo”, una antiquísima guajira, en1899 en Madrid, según consta en la Colección de grandes clásicos del flamenco, editado por “El Correo de Andalucía”.

Luego se siguieron haciendo grabaciones de una sokla cara y de 25 cm hasta 1905, pero fueron interrumpidas hasta 1909 dando lugar al disco de dos caras con un nuevo formato.

Y aprovechando, como otros, que el Pisuerga pasa por Valladolid, seria conveniente que se pongan de acuerdos aquellos que, inspirándose en la escena andaluza de Serafín Estebanez Calderón titulada “Asamblea General”, si la “Dolora” era o no “La Jacoba”, concretamente Jacoba Ortega Díaz casada con Francisco Espeleta Machuca, de quien, según José Manuel Gamboa, en su libro “Una historia del flamenco”, en la página 494, se limita a poner: “Aquí está con pelos y señales el nacimiento de la malagueña atribuida al Mellizo: La Dolora”. Y se quedó tan tranquilo después de su gran descubrimiento.

En resumen: ni el Mellizo se inspiraba en el canto gregoriano, ni cantaba junto al Campo del Sur, ni a los locos de Capuchinos, el solo se limitó a escuchar a su suegra.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de febrero de 2019 en ¡Al liquindoi!

 

VÍDEOTECA FLAMENCA

EL FLECHA DE CADIZ

Como he podido leer en un artículo sobre la malagueña del Mellizo y su origen, así como que, al parecer, gracias a Aurelio Sellé, tuvimos conocimiento de la misma, aunque un poco modificada, pues según palabras del mismo Aurelio “Eso del Mellizo no son malagueñas; eso es una cosa rara”. Posiblemente se deba a la diferencia de edad que hubo entre él y El Mellizo, nada menos que 39 años, pues cuando se dedicó a canta tenía ya más de viente años, posiblemente ya había muerto Enrique, aunque lo conoció por su hermano Chele Fateta amigo de Enrique, pues aunque cantaba muy bien nunca fue profesional.

Otra versión de la malagueña del Mellizo era la que grabó “El Niño de la Isla”, nacido en 1877, en el año 1910 para la casa Gramophone acompañado a la guitarra por Ramón Montoya.

Pero hoy le ofrecemos una la versión más reciente, pero no por ello menos auténtica como es la de Antonio Díaz Soto “El Flecha de Cádiz” acompañado a la guitara por Luis Habichuela, junto a su hijo “Chaquetón”, en una grabación para el primer programa “Flamenco” de Fernando Quiñones de RTVE en los años 80.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de febrero de 2019 en Palos flamencos

 

APUNTES PARA UNA HISTORIA CASI OLVIDADA

VIII.-La Pragmática.-Sanción en Cádiz (Segudna parte)

La Pragmática –Sanción contra los Gitanos o Castellanos nuevos se leyó en la ciudad de Cádiz, tal como preceptuaba el articulo veinte y nueve de dicha ley, durante un total de doscientos cincuentas y tres Cabildos Ordinarios, a lo largo de veinte y nueve años consecutivos, según lo recogido en un total de treinta y un Libros, del 10.139 al 10.170, de Actas Capitulares, los cuales se encuentran en el Archivo Histórico de la Ciudad.

Como dato curioso, si sumamos los años de persecución, concretamente desde 1499, Medina del Campo, hasta 1783, Pragmática –Sanción, mas los veinte y nueve años siguientes, nos da el número capicúa de 313, suma total de años que se ocuparon las autoridades de nuestro país en perseguir, con una descarada política de extinción, a una filosofía, una lengua y un modo de vivir. Lo cual explica de una manera meridiana y clara las consecuencias de dicha política para con el pueblo gitano, el cual pese a todo, aun hoy mantiene su dignidad y sabiduría, gracia, entre otras actividades, a su arte mas genuino, el flamenco, destacando también, como medio de vida de la población gitana, la práctica de determinadas profesiones, consideradas entonces infames, como las relacionadas con la carnicería ( matarife, jifero, cortador, ), la de esquilador o herrero, entre otras.

Ejemplo claro de esta descarada discriminación la podemos observar cuando: “Al establecer las “clases en que ha de dividirse el vecindario para los sorteos de milicias “ la real declaración de 1767 establecía: “No se admitirá para este servicio a ninguno que haya sido tomado por vagabundo o mal entretenido, con nota de delito feo, ni al que la tenga de oficio indecoroso o extracción infame, como mulato, gitano, carnicero, pregonero o verdugo” (Novísima Recopilación VI, VII y VIII) Antonio Gómez Alfaro en la revista Demófilo nº 30 (1999)

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de febrero de 2019 en Opiniones