RSS

Archivo de la categoría: Palos flamencos

Sipnosis sobre el origen y definición de los palos flamencos

FANDANGOS PERSONALES

Aunque en principio fue un cante para bailar, generalizado en muchas de la regiones españolas, una vez gitanizado se convierte en un cante para escuchar, de ahí su variedad, tanto de naturaleza comarcal como los de creación personales o artística, creados por figuras destacadas del flamenco, conocidos y popularizado en su inicios por Pepe de Machena, regionalizándolos y elejándolos de los moldes clásicos, como los fandangos de: ”El Sevillano”, “Cepero”, “Manuel Vallejo”, “Niño de Cabra” y “El Gloria”, etc., hasta llegar a Manolo Caracol, quien sigue la linea fandagueril también personalizada pero llena de emocional sentimiento y de gitanista jondura en su técnica interpretativa. Heredero de los cantes de su tío Enrique Ortega Monge “El Almendro” y del gaditano Francisco Gabriel Díaz Fernández “Macandé, a quien acudía a escuchar cuando éste estaba recluido en el Manicomio de Cádiz, según testigos presencial de este hecho.

Como buena prueba de esto ofrecemos hoy los fandangos de Manolo Caracol titulado “Veneno me dejaste”, del volumen 2 de su “Una Historia del cante flamenco” acompañado a la guitarra por Melchor de Marchena y editado por Clave en el año 1968.

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 de junio de 2017 en Palos flamencos

 

LA BULERÍA

Su origen, según algunos estudiosos, fue el Jaleo de Jerez, siendo a finales del siglo XIX, cuando se inicia como remate de la soleá, caracterizado por su ritmo rápido y redoblado compás. Como baile admite toda clase de improvisaciones, con movimientos realizados con gracia y donaire. Este baile se ha caracterizado siempre como baile de hombre, junto con los tangos.

Como cante se inicia en las jerezanas calles “Nueva” y “Cantarería” del barrio de Santiago, como una aligeración de los compases de la Soleá, atribuida a “El Loco Mateo” y posteriormente perfeccionadas por “El Gloria”.

Se distinguen dos estilos fundamentales de Bulerías: bulerías festeras, propias para bailar, y bulerías al golpe para cantar, también llamadas bulerías por soleá, en ambos casos la dificultad estriba en saber cuadrar los tercios, de ahí que se diga que, aunque con trampas de facilidad, resulta ser uno de los más difíciles del cante gitano.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de junio de 2017 en Palos flamencos

 

LAS ALEGRÍAS

Dentro del grupo denominado las Cantiñas,destacan por su numerosa variedad el cnte por Alegría, cuyo origen, según los estudios, se encuentran en la Soleá, aunque de ritmo más aligerado proporcionado por un toque más vivo, ya desde su primitivo uso para bailar.

Según Caballero Bonald: “las alegrías representan, sin duda alguna, la mas verídica y difícil manifestación de todas las danzas españolas”.

Nació como cante para bailar, eminentemente festero,caracterizado por su desenvoltura y gracia.

Como cante proviene de la antigua “Jota de Cádiz”, cantada durante la
guerra de la Independencia y le periodo liberal.

Son muchos los que le asignan a Enrique Butrón, en la tradición oral, la fijación de su forma flamenca, continuada después por Ignacio Espeleta, con su famoso Tirititrán, tran, tran, tran, diferenciadas de las primitivas de Enrique El Mellizo, como las más clásicas.

Hoy le ofrezco la interpretada por Camarón acompañado de las guitarras de Paco de Lucia y Ramón de Algeciras

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de mayo de 2017 en Palos flamencos

 

CANTIÑAS

Demófilo denominó en 1881 a aquellas coplas capaces de resucitar a un muerto por su colorido, gracia y ritmo, como eran las antiguas “Jotas de Cádiz”, origen de las cantiñas, alegrías y otros cantes propios para bailar, de una musicalidad eminentemente alegre.

Es un cante netamente gaditano, definido por sus tonalidades y el tono base donde se toque cada cante, así como el motivo o tema de las letras, de ahí el nacimiento de varios estilos como las cantiñas propiamente dicha, las alegrías, las romeras, el mirabrá y los caracoles.

Estas cantiñas primitivas dieron lugar también a otras manifestaciones como las alegrías de Córdoba y la Rosa, cante hoy en desuso.

No obstante hay que aclarar que no todas las alegrías o cantiñas tienen un aire festero en sus coplas, ni todas son bailables, aunque en sus orígenes fueron bailables como demostraron: La Mejorana, Gabriela Ortega, La Jeroma, La Macarrona, etc, acompañadas de las voces de Macaca, Paco el Sevillano, El Quiqui, Rometo el Tito, etc.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de mayo de 2017 en Palos flamencos

 

TIENTOS

Tuvo su origen en los llamados tangos-tientos, pero más tarde estos se hicieron más lentos, siendo Enrique El Mellizo quien le dio su contextura actual, cuyo discípulo más aventajado fue, precisamente, Manuel Torre, en su actuación en Sevilla en 1902.

Es un cante bailable, con letras que suelen ser patéticas, sentimentales y sentenciosas. En la actualidad es un cante muy prodigado y en el que se sigue manteniendo vigentes las vertientes gaditanas y trianeras, lo que significa su escasa evolución.

Buena muestra de tientos es la que ofrecemos a continuación en la voz de Manuel Torre, en los tientos titulados “”Hablo con Jesús y le digo”, acompañado a la guitarra por el gaditano maestro de la guitarra de su época Juan Gandulla “Habichuela”, del disco “La leyenda del cante”, editado por Sonifolk,en el año 2000.

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 de abril de 2017 en Palos flamencos

 

LA SAETA

La saeta actual, tal como recoge el Diccionario Enciclopédico Ilustrado del Flamenco, tiene su posible origen en el siglo XVIII, las cuales conmovía por su entonación grave y monótona, para expresar su sentimiento religioso, dando lugar sus diversas ejecuciones locales andaluzas como las denominadas saetas cordobesa, cuartelera. samaritana, etc.

La saeta como cante flamenco se inicia, en los finales del siglo XIX, cuando los gitanos comienzan a cantarlas por seguiriya o martinete, diferenciándose de las denominadas marcheneras o sevillanas. Entre las primeras han destacado, entre otros, Enrique El Mellizo, Manuel Torre, El Gloria, Manolo Caracol y Manuel Mairena. Luego Manuel Centeno y la Niña de la Alfalfa se pueden considerar como los iniciadores de la saeta moderna, ya en pleno siglo XX.

Un fenómeno curioso que se da en el cante de saetas en que generalmente, salvo excepciones, éstas las cantan muchas personas por devoción, y no como profesionales del cante, entre los cuales actualmente son escasas sus interpretaciones, como se viene poniendo de manifiesto en los últimos años, de ahí que los reconocidos saetero/as locales no sean precisamente profesionales del cante en sus respectivas localidades.

 
Deja un comentario

Publicado por en 7 de abril de 2017 en Palos flamencos

 

EL POLO

Desde sus inicios fue un cante viril y emotivo, generalmente cantado tras la caña, como la interpretó Curro Durse, lo que consistió en todo un acierto artístico. Actualmente se ejecuta el llamado “polo natural”, consistente en un inicial y prolongado ayeo, como temple, rematado por una soleá, de ahí la soleá apolá,

Según Ricardo Molina y Antonio Mairena en su obra sobre el flamenco, sostienen que “nos encontramos con un cante fósil, sin fluencias ni posibilidades evolutivas”, de ahí la escasez de cantaores que los interpretan hoy día.

Entre los intérpretes más destacados del Polo, tenemos al Planeta en primer lugar, seguido de “El Fillo”, El Gordo Viejo, Curro Durse, Chacón, Pepe el de la Matrona, así como Antonio Mairena, José Menese, Fosforito, etc. en el campo de las grabaciones, ya que su interpretación en público son más bien muy escasas.

Hoy ofrecemos en la voz de “El Lebrijano”, la interpretación del Polo y la Soleá apolá, acompañado a la guitarra por Antonio Arenas.

La fotografía es del genial maestro Paco Sánchez.

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 de marzo de 2017 en Palos flamencos