RSS

Archivo de la categoría: Palos flamencos

Sipnosis sobre el origen y definición de los palos flamencos

CANTES DE IDA Y VUELTA

También llamados “cantes indianos” por su vinculación con la América latina, son aquellos cantes que en origen fueron llevado a tierras americanas por los emigrantes españoles y volvieron a la península aterrizando en puertos españoles principalmente en
Cádiz, de ahí la vinculación tan directa con nuestra ciudad, pero que a veces empobrece la riqueza cantaora de la misma, ya que se olvida que Cádiz también fue pionera en los cantes fundamentales.

Se clasifican en: guajiras, milongas, vidalitas, tangos cubanos y rumbas, ademas de las llamadas colombianas, que fueron una creación de Pepe Marchena, que, aún careciendo de las influencias propias americanas, están incluidas en este grupo por sus afinidades melódicas, siendo la milonga más característica y gaditana de todas ellas, ya que fue Pepa de Oro, gaditana nacida en el barrio de Santa María, quien la trajo de América cuando acompañaba a su padre el torero Paco de Oro.

En general son cantes de excesiva nostalgias, con un marcado carácter dulzón, marcado por determinados compases flamencos fundamentalmente en su melosidad y ligereza, sin llegar a la categoría de lo jondo, pues en general han sido cantes de origen americano aflamencados luego, por algunos profesionales, a sus determinadas facultades.

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 de julio de 2017 en Palos flamencos

 

LA TARANTA

Dentro del frondoso árbol del fandango, que como se expuso con anterioridad, era un baile generalizado en toda España, de ahí la enrome variedad del mismo en el mundo del flamenco, como han sido: el fandango de Huelva, el fandango de Lucena, la granaina, y los cantes mineros-levantinos, desarrollados en tres zonas muy concreta de Andalucía como han sido: Cartagena-La Unión, Almería y Jaén.

La Taranta, aunque de origen almeriense, fue un viejo fandango muy desarrollado en Linares, por lo que se le considera de naturaleza propia, dando excepcionales intérpretes del mismo, desde el “Cabrerillo”, hasta los actuales Gabriel Moreno y Carmen Linares.

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de julio de 2017 en Palos flamencos

 

MALAGUEÑA

Denominación atribuida, como su nombre indica, a los cantes propios de la provincia de Málaga y del Levante español. Se puede considerar como la máxima evolución del denominado fandango, que tiene sus raíces en los viejos cantes malagueños para bailar, pero que en la primera mitad del siglo XIX se convierte en estilo flamenco, siendo un cante exclusivo para cantar por su riqueza melódica, de ahí la diversidad de estilos, destacándose sobre todo la “malagueña del Mellizo” como la más gitana, seguida la de Antonio Chacón, junto a las primitivas de El Canario y La Trini.

Es un cante “ad libitum”, que en muchas ocasiones se remata con un fandango abandolao, e incluso se inicia, como solía hacer “El Mellizo” con una media granaina.

Como un buen ejemplo de ello escuchemos a Rancapino en la “Malagueña del Mellizo” acompañado a la guitarra por Paco Cepero.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de julio de 2017 en Palos flamencos

 

FANDANGOS PERSONALES

Aunque en principio fue un cante para bailar, generalizado en muchas de la regiones españolas, una vez gitanizado se convierte en un cante para escuchar, de ahí su variedad, tanto de naturaleza comarcal como los de creación personales o artística, creados por figuras destacadas del flamenco, conocidos y popularizado en su inicios por Pepe de Machena, regionalizándolos y elejándolos de los moldes clásicos, como los fandangos de: ”El Sevillano”, “Cepero”, “Manuel Vallejo”, “Niño de Cabra” y “El Gloria”, etc., hasta llegar a Manolo Caracol, quien sigue la linea fandagueril también personalizada pero llena de emocional sentimiento y de gitanista jondura en su técnica interpretativa. Heredero de los cantes de su tío Enrique Ortega Monge “El Almendro” y del gaditano Francisco Gabriel Díaz Fernández “Macandé, a quien acudía a escuchar cuando éste estaba recluido en el Manicomio de Cádiz, según testigos presencial de este hecho.

Como buena prueba de esto ofrecemos hoy los fandangos de Manolo Caracol titulado “Veneno me dejaste”, del volumen 2 de su “Una Historia del cante flamenco” acompañado a la guitarra por Melchor de Marchena y editado por Clave en el año 1968.

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 de junio de 2017 en Palos flamencos

 

LA BULERÍA

Su origen, según algunos estudiosos, fue el Jaleo de Jerez, siendo a finales del siglo XIX, cuando se inicia como remate de la soleá, caracterizado por su ritmo rápido y redoblado compás. Como baile admite toda clase de improvisaciones, con movimientos realizados con gracia y donaire. Este baile se ha caracterizado siempre como baile de hombre, junto con los tangos.

Como cante se inicia en las jerezanas calles “Nueva” y “Cantarería” del barrio de Santiago, como una aligeración de los compases de la Soleá, atribuida a “El Loco Mateo” y posteriormente perfeccionadas por “El Gloria”.

Se distinguen dos estilos fundamentales de Bulerías: bulerías festeras, propias para bailar, y bulerías al golpe para cantar, también llamadas bulerías por soleá, en ambos casos la dificultad estriba en saber cuadrar los tercios, de ahí que se diga que, aunque con trampas de facilidad, resulta ser uno de los más difíciles del cante gitano.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de junio de 2017 en Palos flamencos

 

LAS ALEGRÍAS

Dentro del grupo denominado las Cantiñas,destacan por su numerosa variedad el cnte por Alegría, cuyo origen, según los estudios, se encuentran en la Soleá, aunque de ritmo más aligerado proporcionado por un toque más vivo, ya desde su primitivo uso para bailar.

Según Caballero Bonald: “las alegrías representan, sin duda alguna, la mas verídica y difícil manifestación de todas las danzas españolas”.

Nació como cante para bailar, eminentemente festero,caracterizado por su desenvoltura y gracia.

Como cante proviene de la antigua “Jota de Cádiz”, cantada durante la
guerra de la Independencia y le periodo liberal.

Son muchos los que le asignan a Enrique Butrón, en la tradición oral, la fijación de su forma flamenca, continuada después por Ignacio Espeleta, con su famoso Tirititrán, tran, tran, tran, diferenciadas de las primitivas de Enrique El Mellizo, como las más clásicas.

Hoy le ofrezco la interpretada por Camarón acompañado de las guitarras de Paco de Lucia y Ramón de Algeciras

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de mayo de 2017 en Palos flamencos

 

CANTIÑAS

Demófilo denominó en 1881 a aquellas coplas capaces de resucitar a un muerto por su colorido, gracia y ritmo, como eran las antiguas “Jotas de Cádiz”, origen de las cantiñas, alegrías y otros cantes propios para bailar, de una musicalidad eminentemente alegre.

Es un cante netamente gaditano, definido por sus tonalidades y el tono base donde se toque cada cante, así como el motivo o tema de las letras, de ahí el nacimiento de varios estilos como las cantiñas propiamente dicha, las alegrías, las romeras, el mirabrá y los caracoles.

Estas cantiñas primitivas dieron lugar también a otras manifestaciones como las alegrías de Córdoba y la Rosa, cante hoy en desuso.

No obstante hay que aclarar que no todas las alegrías o cantiñas tienen un aire festero en sus coplas, ni todas son bailables, aunque en sus orígenes fueron bailables como demostraron: La Mejorana, Gabriela Ortega, La Jeroma, La Macarrona, etc, acompañadas de las voces de Macaca, Paco el Sevillano, El Quiqui, Rometo el Tito, etc.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de mayo de 2017 en Palos flamencos