RSS

MAL CAMINO PARA RENOVAR EN EL FLAMENCO.

En el flamenco la renovacion ha existido siempre, según los más acreditados estudiosos del mísmo, pues, desde aquellos cantes de taberna o tabernarios, como algunos han denominado, hasta las zambras de Manolo Caracol, han supuesto por tanto toda una renovación, pero lo inteligente y respetuoso ha sido que se ha hecho sin alterar para nada lo más caracteristico del flamenco: su raiz.

De ahí que a los que nos gusta el cante con raíz, jondura y sentimientos, se nos tache por algunos, de ortodoxos, como si eso fuese un insulto, cuando el insulto es poner de gilipolla, tal como decía el cantaor Arcangel en su entrevista del País, con motivo de su actuación en el Teatro Real, a los que creemos y sentimos que en el flamenco existe el “Duende”, ese “Duende”, que el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua nos lo define como: “Encanto misterioso e inefable del cante”.

Pero, si esta definición academicista, no le gusta al ilustrado señor D. Francisco José Arcangel Ramos, tenemos al poeta Federico García Lorca que tituló una conferencia “Teoria y juego del duende”; mucho antes la vieja bailaora gitana “La Malena” oyendo tocar a Brailowsky un fragmento de Bach, exclamó: “¡Ole! ¡Eso tiene duende!

Y ya para terminar no se debe ignorar, y menos un cantaor que se dice flamenco, aquella sabía expresión de un Manuel Torre, aquel cantaor, curiosamente analfabeto, cuando escuchando el “Nocturno del Generalife” de Manuel de Falla, dijo: “Todo lo que tiene sonidos negros tiene duende” .

Es posible que a algunos que se denominan cantaores de flamenco, en su afán renovardor, hayan escogido un mal camino para ello, quizás por que le falte lo que un maestro de la guitarra dijo: ¡Cultura en la sangre!

 
1 comentario

Publicado por en 17 de septiembre de 2016 en ¡Al liquindoi!

 

CIEN AÑOS DE CANTE GITANO

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 de septiembre de 2016 en Cien años de cante gitano

 

LA CABAL

Aunque la seguiriya no se corresponde con un determinado término territorial, si existen determinados factores que las distinguen unas de otras, a la que se denominan escuelas cantaoras de Triana, Jerez y Cádiz, según sean éstos seguidores de unos determinados maestros, por lo que sus diversas variantes se asocian a nombres concretos, como hemos podido observar. Una destacada variante, dentro del grupo de las seguiriyas, es el cante denonimado Cabal, cuyo creador fue “El Fillo” y su principal divulgador “Silverio Franconetti”, díscipulo del anterior.

Es una variante de la seguiriya que se canta como cambio o remate de ésta. Musicalmente corresponde al compás de seguiriya pero con un tono modal mayor, de ahí su escasa interpretación por los cantaores, ya que constituye una excepcionalidad.

Como muestra de ello, oigan la Cabal denominada “Moritos a caballo“ interpretada por “Sernita de Jerez”, acompañado a la guitarra por Paco Antequera.

 
1 comentario

Publicado por en 17 de septiembre de 2016 en Palos flamencos

 

SERNITA DE JEREZ

Cantaor jerezano, cuyo nombre era Manuel Fernández Moreno, nació en la jerezana calle de Marqués de Cádiz, en el Barrio de Santiago, en el año 1921, falleciendo en Madrid en 1971. Conocido con el nombre del “Serna”, entre los suyos, fue un cantaor de estirpe, pues era descendiente de Joaquín Lacherna, sobrino de El Tati y Juanichi El Manijero. Después de su muerte, como a casi todos los grandes, se le ha considerado uno de los más completo cantaores del flamenco, cuya enjundia coíncidia con los cánones de la tradición cantaora jerezana.

Se inició en el año 1935 en el Teatro Eslava de su ciudad. Fue asiduo a reuniones íntimas durante los años cuarenta y cincuenta. Actuó en diversos tablaos y formó parte de la compañía de Antonio Ruiz Soler, con quien recorrió el mundo, pasando luego al tablao “El Duende” de Madrid. Obtuvo diversos premios, como el del año 1957 celebrado en Córdoba.

Fue un hombre un tanto excepcional en este mundo de competición, pues nunca tuvo ambiciones, ya que no se lo permitía su modestia. Pero la suerte no jugó con él, pues tras una enfermedad, llegó una precoz muerte a los 49 años, dejándonos sin uno de los puntales del cante jerezano. Como dice en su cante: “Las fatiguitas de la muerte, mare, le rodearon”.

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 de septiembre de 2016 en Voces de Oro

 

MEMORIA DEL TIEMPO

Diario de Cádiz. Julio de 1902.

Éxito del cantaor Antonio Chacón que prorroga contrato.

El Circo teatro gaditano sigue con buena estrella la serie de funciones por la compañía de variedades, abrillantada más con la adquisición del célebre cantaor Antonio Chacón, quien como en la noche de su debut, logró llenar por completo el teatro las dos secciones, en las que tomó parte.

En súplica de que continue algunas noches más, ya que tenía anunciada su despedida, se han acercado a este Diario muchos admiradores, lo que le transmitimos confiando en que accedería y así ha sido, ya que estará cuartro noches más.

A las coplas que entona les sabe imprimir sentimientos y las dice con un gusto inimitable. Los amantes del arte de Juan Breva se entusiasman al oirle y le apluden y no le dejan desaparecer de la escena sin que dé a conocer hasta media docena de malagueñas.

El cantaor Juan Garrido también ha gustado mucho ofreciendo un repertorio que priva en Cádiz como son los tangos y el popular cantar de La Farruca.

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 de septiembre de 2016 en Opiniones

 

¿SE HA OLVIDADO JOSÉ MERCÉ DE CHARAMUSCO?

El pasado día 12, en las Bodegas de Gonzalez Byass de Jerez, tuvo lugar un recital, cuyo protagonista era el cantaor José Mercé, rama frondosa de un árbol centenario, discípulo aplicado de la escuela jerezana de Paco la Luz, emparentado con “El Sernitas“ y “El Sordera”, por apellido y por cante, lo que le ha llevado a conseguir un general reconocimiento por la afición más ortodoxa, y por ende numerosos premios, por su cante desgarrado y profundo, como es la Soleá de Charamusco cuando dice:


¡Que tengo yo en mi memoria, primo,

que a mis años recordaba

a un gitano charamusco

y su cante por soleá.

Qué locura y qué momento,

yo no lo puedo explicar!

Al citado recital asistí con la esperanza de poder oir a José, en su Jerez natal, ese Jerez del que tanto se ha quejado que no lo llamaban, pero he aquí mi sorpresa que la mayor parte de su repertorio fueron baladas y boleros, dejándonos, supongo, a los aficionados que asistimos con la miel en los labios, tras interpretar magníficamente, como él sabe ”La Salvaora”, acompañado al piano, y luego por la guitarra una malagueña del Mellizo y un corto cante por soleá, además de las bulerías al final de su actuación.

Independientemente de la libertad del artista para cantar lo que le venga en ganas, es responsabilidad de la organización, sobretodo, cuando se cita a José Mercé en Jerez, poner en el programa que interpretará sus éxitos más reconocidos, con lo que nadie se puede llamar a engaño, como me sentí yo.

Ya al llegar me llamó la atención que el público no era, ese público habitual a un recital flamenco, pues alli no hubo en sus inicios ni olés, ni grandes palmas en las primeras actuaciones.

En resumen, me quedé, como cuando niño le pedía a los Reyes Magos un balón de reglamento, y te ponían uno de badana, igual de redondo, pero de menos calidad. Porque lo facil es que un cantaor de flamenco cante boleros o baladas, lo difícil es que un cantante de boleros y baladas cante por lo menos por fandangos. ¡Éso, sería mérito!

 
2 comentarios

Publicado por en 31 de agosto de 2016 en ¡Al liquindoi!

 

CIEN AÑOS DE CANTE GITANO

 
Deja un comentario

Publicado por en 31 de agosto de 2016 en Cien años de cante gitano