RSS

EL FLAMENCO INTENTA LEVANTAR LAS ALAS

Desgraciadamente no corren buenos tiempos para el flamenco, pues la dichosa pandemia ha hecho imposible el desarrollo de muchísimos espectáculos flamencos, con la imperiosa necesidad de los artistas para su supervivencias, pero no obstante, hemos de destacar los esfuerzos que se realizan para salir de este profundo hoyo, como han sido determinadas programaciones, entre otras, las que han tenido lugar en la ciudad de Cádiz, donde vivo, llevadas a acabo por varios artistas, con programas en las “azoteas”, lo que suponermos que seran espaciosas, y la Taberna del Marqués, según pudimos leer en la prensa local.

Pero me pregunto yo ¿por qué no utilizan los ayuntamientos los lugares espaciosos, con determinados programas de actuaciones flamencas? Pues para los artistas locales y alrededores, sería una buena oportunidad, como no, tomando las medidas y distancias recomendadas, dado que al ser actividades municipales no deben tener un carácter recaudador, justificándose de este modo, las cantidades destinadas a Cultura en muchas ciudades y pueblos, ya que la ausencia de espectáculos de otra indoles, debe de suponer un gran ahorro para las correspondientes Concejalías de Cultura, tomándose como ejemplo para ello, el como se ha desarrollado la Bienal de Sevilla, organizada por el Ayuntamiento, pues que sepamos, aunque con ciertas dificultades se ha llevado acabo. Teniendo en cuenta que para un recital tan solo se necesita, un cante, una guitarra, un baile, y quizás dos palmeros, lo demás sobra todo, si de flamenco se trata. ¡Solo hay, que intentarlo!

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de octubre de 2020 en ¡Al liquindoi!

 

PURO Y JONDO

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de octubre de 2020 en Cien años de cante gitano

 

¡PRIMO, ESTO SE ACABA!

SEGUNDO DÍA

Al cante: Fernando de la Morena

Al toque: Fernando Romero

Invitados: Pedro Payán y José María Castaño

Lugar: Patio de una finca jerezana

Una nueva mañana Curro Alhucema y Joselito “El Titi” acuden como de costumbre a su tertulia en el céntrico café gaditano, y como es habitual Curro toma asiento, y el camarero, tras un breve saludo, se le pregunta a Curro – ¿descafeinado de sobre en taza pequeña como siempre?- a lo que Curro contesta – por supuesto -. A continuación Joselito le dice al camarero – A mi me pones un café con leche – Muy caliente ¿verdad? – responde el camarero. Si, muy caliente – le contesta Joselito

¿Qué Curro te gustó el programa de anoche? Hombre – dice Curro – la verdad que escuchar en estos tiempos un cante tan gitano como el de Fernando de la Morena siempre es interante, porque para mí, aunque no es cantaor que domine todos los palos, la verdad es que, como dijo el guitarrista, Fernando Romero, tiene mucha personalidad en su manera de cantar. A esto Joselito lo complementa diciendo que hay que tener en cuenta que Fernando Carrasco Vargas, gitano de Jerez, para el arte Fernando de la Morena, salió al mundo profesional ya tarde, aunque sus raíces eran profundas, heredero de una familia muy flamenca, asi como su experiencia era grande tal como él manifestó.

Estuvo bien eso de empezar con un cante de Trilla, ya que no es habitual que se haga ese tipo de cante y no lo hizo mal. Yo recuerdo que en la Gran Antología Flamenca de R.C.A., en el volumen nº 4, dedicado a Córdoba y Granada, Bernardo el de los Lobitos, uno de los grandes cantaores de Álcala de Guadaira, interpreta ese cante – dijo Curro-.

Llegan los cafés, y una vez que añaden el azucar y la zacarina, toma la palabra Curro y comenta: Estuvo muy simpático Fernando Romero, el guitarrista, con ese aire desenfadado y cordial, y como no, con una gran admiración y amistad hacia su amigo Fernando de la Morena.

Si que es verdad – dice Joselito- que participó con alegría y naturalidad, y no como otros guitarristas, que a veces tocan como enfadados. Recuerdo que en cierta ocasión ví un vídeo, donde tocaba ese fenómeno que fue de la guitarra, Diego el del Gastor, y cantaba a un joven José Menese, pero no sé si era porque no hacían correctamente el compás con las palmas los allí presente, o yo que sé por qué, pero la cuestión era que estaba muy enfadado, y mira que estaba gozando con el cante de José.

Hombre hay que tener en cuenta que a un maestro como Diego, si el personal presente no sabe llevar el compás, no me estraña que se moleste -dice Curro- y por cierto ¿qué me dices de los acompañantes?

Bueno -responde Joselito- la verdad es que estuvieron bien. Uno de ellos, el más joven, José María Castaño, lo conocí en unos recitales que organizó en la Facultad de Derecho de Jerez, en el año 1998, el cual comenzó muy bien, pues tuvimos la ocasión de poder admirar el arte de Terremoto, José Merce, Manuel Moneo y otros que ahora no me acuerdo, pero aquello terminó muy mal, porque se suspendieron los dos últimos recitales, y la verdad que no dieron explicación alguna.

Si yo también sé quien es este muchacho, que por cierto se ha abierto un buen camino en este mundo del flamenco -dice Curro- pues hoy día además de su libro, “De Jerez y sus cantes”, editado por Almuzara, sus conferencias , por cierto muy documentadas, es además un divulgador en la televisión jerezana, cual discípulo de Pepe Marín. Pues ya se considera como un estudioso, cuando dice: “nosotros los estudiosos somos unánimes en cuanto a la bulería y Jerez”, como si para eso hubiese mucho que estudiar.

No seas malo Curro- dice Joselito- hay que darle tiempo a los jóvenes.

No, si a mi me parece que hace una gran labor por el flamenco, pero creo que quizás hay que ser un poco más comedido, si no a los tres días se creen unos doctores en la materia y ya empiezan a cotizarse y a dogmatizar. No será para tanto – dice Joselito-

Que no será para tanto -dice Curro-. Mira te voy a decir una cosa, seguro que en más de una ocasión, a algunos expertos en esto del flamenco, han demostrado su afición de modos muy diverdos mostrando ante todo su interés personal, por ejemplo, ha habido quien no ha dado una conferencia en otra localidad porque era poco dinero y estaba lejos de su pueblo, también quien no ha asistido a un homenaje por desconocer a la figura homenajeada, a pesar de considerarse experto, o bien aquel otro que dejó su programa televisivo, una vez que le afectaba a su jubilación, ya que le suponía una determinada pérdida en su paga de jubilación, en vez de hacer el programa gratis. Es verdad que usó su libertad, pero que luego no se den golpes de pecho y quieran asesorar a las Instituciones, y ocupar los primeros asientos en los festivales.

Joselito le corresponde con lo siguiente: o se quiere lo flamenco o se come de lo flamenco, que son dos cosas distintas.

Sigamos- dijo Curro- y del cante que hizo ¿Qué es lo que más te gustó?

Para mí – responde Joselito- lo que más me gustó fue el cante por Taranta, ese que decia:

Que a mí no se me apagara mare el candil,

porque yo con fatigas muy grandes

a mi Dios se lo estaba pidiendo

que a mí no se me apagara el candil,

porque sin luz yo no puedo omaita de mi alma

salir yo de aquí, y en esta mina me quedo”

Creo que puso toda su jondura y conocimiento de lo flamenco, en ese momento -dice Curro- pues como muy bien dijo, el cante para él es como un alimento espiritual, que trasmite a los que le oyen.

Si, si, fue muy gitano ese momento, y recuerdo como el guitarrista- dice Joselito- dijo que le hacía tocar muy bonito.

Bueno y de Pedro Payán ¿qué me dices?- dijo Curro-

Hombre, en principio, -dice Joselito- no conocía yo esta faceta del profesor, pero quizás, y tal como el dejó manifiestamente claro, él como lingüista y profesor, ha tenido relación con el mundo del flamenco, tal como demostró al hablar de la importancia de los tres versos en la seguiriya. Aunque creo que sería un error querer meter el flamenco en el mundo literario y universitario con calzador es decir, a la fuerza, con la única finalidad de organizar Cursos de Veranos para extranjeros, y no atendiendo a los aficionados que quizás podrían aportar algo.

¡Joé! Las doce y cuarto – dice Joselito- me voy que tengo que ir a comprar el pan.

¡Coño! – dice Curro- tu todos los días tienes que comprar algo, muy bien, pero hoy pagas tu, que ya nos conocemos

No te procupes Curro, que pago yo, y haciendo señas al camarero saca el monedero, en ese momento se presenta éste y Joselito le pregunta ¿cuánto es?

El camarero le responde: como siempre, tes euros

Tenga y gracias le dice Joselito, y el camarero le responde a usted y hasta mañana

Los dos amigos contestan: ¡muy buena, hasta mañana!

————————

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 de octubre de 2020 en ¡Al liquindoi!

 

FLAMENCO POR LAS RAMAS

Generalmente cuando se trata de presentar el Flamenco, como un fenómeno exclusivo andaluz, perdón español, creo que seria necesario hacerlo desde su raíz más profunda, sobre todo para que nadie se llame a engaño.

Cuando lo que se trata es de reivindicar, en estos momentos tan delicados para el mundo del espectáculo, con motivo del Covip19, movimiento ya iniciado por Eva Yerbabuena, en su llamada a la Unión Flamenca, según la agencia EFE en el mes de Julio, celebrada en la ciudad de Utrera, entre cuyos objetivos está la creación de la Mesa Permanente del Flamenco, no creo que sea incompatible con la ahora Asociación de Tablaos Flamencos de Madrid, en su iniciativa reivindicativa del mundo flamenco de los tablaos. Pero me llama poderosamente la atención que, en dicha noticia, se mezcle el baile y el ballet flamenco, como si en los tablaos, el ballet flamenco, hubiese sido parte integrante de los espectáculos ofrecidos, al menos en los antiguos tablaos, donde lo que se ofrecía era el flamenco en su más exacta concepción.

Pienso que la iniciativa de unir el Museo del Prado y el Flamenco es un tanto original, y por ello debo de felicitarla, pero en cuanto a la presentación de la misma, creo que el flamenco, como tal, está escasamente representado, según los atuendos, y el cante que los acompaña, sin dejar de valorar en su justa medida el valor de cada uno de los artistas participantes, pero no creo, en modo alguno, que esa sea la imagen más idónea del flamenco que hay que vender.

Por supuesto que apoyo toda iniciativa, y deseo los mayores éxitos de las mismas, para una pronto recuperación del mundo artístico en general, pero la faldas y las batas de colas han sido siempre referencia de la mujer en el mundo del flamenco, salvo que la nueva coreografía haya cambiado sus roles, si es así, esperemos que los analistas profesionales puedan justificar esta nueva moda, como una nueva presentación de interpretar algo, a lo que seria necesario quitar la denominación de Flamenco.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de octubre de 2020 en ¡Al liquindoi!

 

PURO Y JONDO

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de octubre de 2020 en Ecos de ayer y de hoy

 

¡PRIMO, ESTO SE ACABA!

Al cante: Pansequito                                                                                              PRIMER DIA

Al toque: Niño de Pura

Invitados: Juan M. Suárez Japón y José Ignacio Primo

Lugar: Bodega de Terry

Es hacia la media mañana del día 29 de julio, cuando Curro Alhucema, como es costumbre se dirige al céntrico bar Andalucía, en la calle Columela de Cádiz, quien se sienta en la terraza y dirigiéndose al camarero le dice: ¡Oiga, por favor, un descafeinado de sobre con leche y en taza de cortado. ¡Ah! sacarina, y un vaso de agua. El camarero le contesta. ¡Buenos días! En ese instante llega su compañero de tertulia Joselito “El Titi”, y se sienta junto a él. Curro le dice: ¡Hola José!, a esto el camarero, siempre tan servicial, le pregunta a José ¿Qué desea el señor? José le contesta: Un café con leche muy caliente y un vaso de agua fría, por favor.

Curro ¿Qué, vistes anoche el programa de flamenco? Si que lo vi, – le contesta José – y en principio parece que va a estar bien, aunque con la televisión nunca se sabe como va ser un programa de flamenco. ¿Por qué, dices eso? Le responde Curro, pues porque la televisión, se hace para mucho público, y entonces no debe de cansar a los telespectadores, y ésta actúa por lo general en función de la audiencia, aunque a decir verdad, los que vemos estos programas tenemos todos que estar muy despiertos, pues, mira que poner un programa a la una de la noche, y lo hacen para hacer afición, digo yo.

Si que es tarde – le contesta José – pero pienso que será por eso de la seguiriya en la madrugá, o algo por el estilo ¿No?

Yo creo que es, porque como no hay anuncios por medio, así lo ponen del tirón – dice José- Lo único que la falta al programa es un anuncio a la mitad, pues te levanta para ir a orinar o beber agua y te quedas dormido de pie.

Curro le responde: Y digo yo ¿No lo podría poner a las doce más o menos? En fin, pasemos a lo que nos interesa. Para mí Pansequito cantó bien, en su línea de siempre, con esos tercios alargados, aunque en la seguiriya no lo hizo, que por cierto, fue lo que más me gustó de su cante.

Hombre cantó bien también por bulerías y taranta – le responde José – quizás la alegría y la soleá, como la hace tan suya en particular, a mí me gustó menos.

Me pareció muy bien que estuviese acompañado de Juan M. Suárez Japón, pues de cante sabe bastante, y de José Ignacio Primo, aunque no lo conozco de nada, se vió que entendía de cante, y no dijo ninguna tonteria. Lo que no entendí bien, es, por qué Suárez Japón le preguntó por la Perla de Cádiz o Tomás Pavón, si para mí, sus cantes son muy distintos por la forma de interpretarlos, uno y otro.

Dice Curro: Llevas razón tampoco yo lo entendí. Aunque, en general, el programa estuvo bien, yo creo que cuando se hace un programa de flamenco no se debe de caer siempre en los tópicos de las anécdotas, sino que se debe explicar a los telespectadores las características de los cantes, los estilos, su origen, es decir, hay que hacer un programa más didáctico. Si de lo que se trata es informar y hacer afición, sin caer por supuesto en la pedantería, ni en los accesorio del cante.

Estuvo bien acompañado a la guitarra por el Niño de Pura, es decir, por el sevillano Daniel Navarro Cruz.- apunto José-

Si que estuvo bien, – dijo Curro – y muy participativo en la conversación, demostrando, que pese a su juventud, tiene gran experiencia en el acompañamiento. José ¿Sabes, qué me gustó mucho? El lugar, pues era muy apropiado para un programa de flamenco, pues ¿Dónde mejor que en una bodega para escuchar cantar flamenco?

Si que estuvo bien elegido, – dijo José – con sus sillas de madera, que no de plástico, como a veces hemos visto en determinados festivales, pues yo creo que esos detalles hay que cuidarlos Me gustó mucho que se declarase “caracolero”, pues sin quitar méritos a nadie, Manolo Caracol, fue un fuera de serie, un genio del cante más gitano, con su eco y sus improvisaciones, cuyas salidas a veces eran inesperadas, pero siempre te pellizcaban.

Curro continuó diciendo: fue también Pansequito muy valiente, cuando analizó el momento actual del flamenco, haciendo determinadas denuncias con las que estoy muy de acuerdo, sobre todo, esa venta descarada por flamenco de algo que tiene muy poco de flamenco, con el único fin de ganar dinero, y que lleva consigo la prostitución del flamenco y su mundo.

A lo que José respondió: hombre, eso fue muy valiente por su parte, y más él, que en cierta forma fue un innovador, con ese premio a la Creatividad que recibió en el VII Concurso de Córdoba en el año 1974. También hay que destacar, como dejó asentado, que para cantar bien por bulerías había que ser gitano, que ese compás y ese ritmo no se puede, ni de se debe, improvisar. Poniendo de manifiesto lo fácil de las fiestas por bulerías como parece a primera vista y lo difícil que resulta un buen cante por bulerías.

En resumen dijo Curro: podemos decir que fue un buen programa de flamenco, y que ha dejado una esperanza abierta para los próximos.

Que no nos de defrauden – dijo José – que como bien sabemos esto nunca se sabe como termina. En este momento acaba su café y se dispone a marcharse.

Curro le dice: ¿Qué, ya te vas?

José le responde: Si, voy a comprar un poco de “pescao” y fruta. Bueno, hasta el próximo programa.

Curro le dice: será hasta mañana ¿No? José ya de pie le responde: Si, y hoy pagas tu, que no tengo suelto.

A lo que responde Curro: Vaya hombre, y dirigiéndose al camarero le dice: Por favor, ¿Cuánto es? Éste le responde: son tres euros. Curro con el monedero en mano le dice: tengas, y gracias.

El camarero le responde: a Usted y ¡Buenos días!

                                                                                                                                ——————————-

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 de octubre de 2020 en Bibliografia Flamenca

 

¡ADIOS A UN AMIGO AFICIONADO AL FLAMENCO!

El pasado día 9 falleció, tras una larga lucha por la vida, mi amigo y entrañable colaborador, como secretario de la, ya desaparecida Asociación Cultural Flamenca “El Buen Compás”, Celestino Rodríguez Pastoriza, natural de Bueu (Pontevedra), quien, sin abandonar la morriña por su tierra natal, fue un gaditano por vocación, siendo siempre un gran amigo para sus amigos. Hombre dotado de una gran capacidad organizativa, cuya entrega y entusiasmo en sus labores profesionales como en sus actividades intelectuales, despertaron en él siempre una gran entrega y un saber estar para con el flamenco.

Aunque no fue un gran conocedor del mundo del flamenco, sin embargo, hemos de destacar su entusiasmo y admiración por este arte, en el cual se había iniciado, como un verdadero aficionado, a la hora de saborear los cantes, distinguiendo lo esencial de lo accesorio, como pude comprobar, en las muchas ocasiones que tuvimos de conversar sobre las diversas actuaciones programadas por la citada Asociación, en la que, hasta los últimos momentos, de la existencia de la misma, fue un ejemplar colaborador. Hoy lamentamos la pérdida del amigo y aficionado, quien siempre ocupará un lugar en nuestros corazones. ¡Descanse en paz!

Nota: Nuestro amigo Celestino, en el centro de la foto, quien me acompaña, junto a Antonio Reyes, con motivo del Homenaje Municipal a Beni de Cádiz en el vigésimo quinto aniversario de su muerte.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 de septiembre de 2020 en ¡Al liquindoi!

 

ALGO MÁS QUE FLAMENCO

Con la actuación de La Paquera de Jerez en el cante, y Diego Pantoja en el baile, doy fin a este periodo dedicado a recordar a la Gala de la Inauguración de la Televisión Andaluza celebrada en el año 1989 en el Casino de la Exposición de Sevilla.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 de septiembre de 2020 en Ecos de ayer y de hoy

 

BIBLIOGRAFÍA

Amigos y amigas seguidores del blog “El Cuarto de los Cabales”, acabada mi bibliografía disponible, y dado que en los últimos años la producción literaria referente al mundo del flamenco, es nula, o casi nula, desde el punto de vista de un aficionado, nada amigo de determinados tratados, que a mi modesto entender, se salen de la órbita narrativa ortodoxa, me atrevo a publicar cada quincena, una modesta obrita escrita por mí en los inicios del año 2000, titulada ¡PRIMO, ESTO SE ACABA! en la que, como seguidor del programa “Puro y Jondo”, producido por el Centro Andaluz de TVE, bajo la dirección de Manuel Ponce, iniciado el 18 de julio del año 2000, a la una de la madrugada de lunes a jueves, programa que, en esta ocasión literaria, es analizado por dos aficionados, Joselito “El Titi” y Curro Alhucema, como protagonistas de la misma, en la terraza de un céntrico y gaditano bar, las mañanas siguientes a sus emisiones.

Dado que no me considero un escritor, ya que para ello, entre las cualidades que, según en su artículo en el Diario de Cádiz, José Antonio Hernández, sostenía que se debería tener para ser escribiente, tan solo cuento con la de los sentimientos que, en este caso, han despertado en mí esta voluntad de mirar y hablar de lo que veo del mundo del flamenco. No aspiro a nada más. Gracias de antemano por su atención, y espero que os guste.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 de septiembre de 2020 en Bibliografia Flamenca

 

FLAMENCO DEL SIGLO XXI

El pasado viernes, día 4, la cantaora jienense Carmen Linares, clausuró los Veranos de la Villa, con su particular y flamenco arte, con un gran demostración de sus conocimientos de los cantes, acompañada de un extraordinario elenco musical: dos guitarras, piano, bateria, violón y dos mujeres acompañandoles a las palmas. Quizás tenga que ser así hoy día, pues parece que llenar un espectáculo con solo un cantaor/a, una guitara y en todo caso dos palmeros, ya no es suficiente, supongo por los cantes o coplas que hoy se hacen, pues como muy bien se sabe, para una seguiriya, una soleá, unos martinetes o toná, incluso para unas bien interpretadas bulerias, nada de ésto es necesario. De ahí que me pregunte¿Es este el flamenco que nos espera? El flamenco de los poetas, ese que posiblemente no moleste las letras, que para algunos son machistas por sus contenidos, porque ignoran la historia de su creación, todas ellas llenas de emoción y sentimientos, lo que en definitiva era y debería seguir siendo el flamenco, al igual que en las óperas y en el teatro clásico, aunque cambien las vestimentas, nadie se atrevería alterar los textos.

Así pues, si quieren cantar flamenco que no olviden las letras denominadas en los discos populares, esas que contienen el sentir de un pueblo y su historia. Eso también es arte actual, aunque algunos intenten recrear el flamenco, ese que tampoco tiempo dura, por mucho que se esfuercen el postergar el cante, anteponiendo el baile como tema central, tal como está sucediendo hoy, donde el protagonista es el baile.  Se supone que al turista le llama más la atención la bata de cola que el llanto de la seguiriya, pues nada, ¡Sigan adelante! Que como dicen el refrán: “Entre todos lo mataron y él solo se murió”

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 de septiembre de 2020 en ¡Al liquindoi!